• EVALUACIÓN NEUROPSICOLÓGICA INFANTIL

    EVALUACIÓN NEUROPSICOLÓGICA INFANTIL

    9 de Julio de 2018 a las 10:11

    La evaluación neuropsicológica se llevará a cabo mediante diversas técnicas psicométricas permitiéndonos establecer el perfil de rendimiento cognitivo del niño y su estatus neuropsicológico, prestando especial atención a los puntos débiles y fuertes de su rendimiento. La evaluación neuropsicológica se diferencia de la psicometría aislada en que no ofrece sólo una puntuación que se compara con la media poblacional, sino que además, obtiene información de las distintas funciones cerebrales superiores. La valoración de estas funciones cerebrales será la que nos permita detectar las disfunciones específicas que existan.

    La evaluación neuropsicológica cobrará especial importancia en casos asociados a patologías ligadas a disfunción cerebral, como son los trastornos del neurodesarrollo, el daño cerebral adquirido o los trastornos del aprendizaje, así como en aquellos casos de retrasos madurativos, problemas de rendimiento escolar o trastornos de índole psiquiátrica como el Síndrome de Tourette o el trastorno por déficit de atención (TDA/H) entre otros. La evaluación neuropsicológica será de especial importancia en todos aquellos trastornos en los que las técnicas de neuroimagen no detectan alteración estructural alguna siendo la valoración neuropsicológica la única forma de poner de manifiesto las alteraciones cognitivas presentes.

     En los trastornos del aprendizaje como la dislexia, la discalculia o el trastorno del aprendizaje no verbal (TANV) sólo llegaremos a un diagnóstico preciso mediante un examen neuropsicológico pormenorizado e individualizado para cada caso. Obtendremos así perfiles de rendimiento cognitivo característicos para cada uno de estos trastornos.

    Es importante entender que sólo podremos realizar una intervención adecuada si partimos de un diagnóstico correcto.

     La complejidad en el correcto diagnóstico de los trastornos del aprendizaje es debido a la gran variabilidad de “síntomas” o “aspectos del rendimiento” a valorar y tener en cuenta  además de valorar la parte cognitiva , evaluamos el desarrollo social y emocional para poder realizar una diagnostico diferencial. Si necesitas saber más solo debes contactar con Neurovita Lorena Rodríguez en info@neurovitalorenarodriguez.es

  • DECALOGO DE NEURODESARROLLO PARA EL VERANO

    DECALOGO DE NEURODESARROLLO PARA EL VERANO

    30 de Mayo de 2018 a las 09:36

    “Decálogo para un buen neurodesarrollo en verano” 

    1 Mantener la rutina de sueño y alimentación.
    2. Leer todos los días , si son peques leemos con ellos , sino leen con adulto y si son más mayores leen solos.
    3. Deben aburrirse un poco , así estimulamos su creatividad.
    4. Uso limitado de pantallas y videojuegos.
    5 Todos los días hacen alguna actividad que les permita interactuar con iguales.
    6. Hacemos una cosa nueva al menos una vez a la semana, hacer algo nuevo como viajar , estimula la plasticidad cerebral.
    7. Todos los días dedicamos 10 minutos de atención positiva a ellos en exclusiva. El mayor reforzador para los niños es la atención de los padres.
    8. Damos todos los días besos y abrazos ( el afecto físico es imprescindible para el neurodesarrollo).
    9. Los niños también necesitan descanso escolar así que al menos debe tener como mínimo entre 2 y 3 semanas sin nada de tareas escolares.
    10. Les ponemos una responsabilidad de la vida diaria adaptada a su edad y jugamos a algo con ellos todos los días.

  • PREMATUROS Y ALTERACIONES NEUROPSICOLÓGICAS .

    PREMATUROS Y ALTERACIONES NEUROPSICOLÓGICAS .

    17 de Julio de 2018 a las 13:41

    La definición de prematuro es la de recién nacido de edad gestacional (EG) inferior a 37semanas (pretérmino) y de peso inferior a 2500 .En función de la EG se puede clasificar el prematuro en: prematuro moderado, que tiene una EG entre 36 y 31 semanas; prematuro extremo, con una EG entre 30 y 28 semanas y prematuro muy extremo, que nace antes de las28 semanas. El peso del prematuro moderado extremo y muy extremo suele ser inferior a 2500, 1500 y 1000 g respectivamente. Alrededor del 8% de los recién nacidos vivos son pretérminos. El niño prematuro presenta unas manifestaciones morfológicas y funcionales características de su propia inmadurez, que le predisponen a presentar una serie de complicaciones precoces o tardías, siendo la más frecuentela enfermedad de la membrana hialina que produce asfixia perinatal. Ésta puede generar hemorragias intraventriculares y periventriculares. Hay muy pocos estudios sobre la evolución posterior de estos sujetos. En cuanto al neurodesarrollo, los prematuros sin complicaciones presentan en la etapa neonatal una reducción de la sustancia gris cortical,un aumento de los ventrículos laterales y una afectación de la sustancia blanca que se hace más evidente en edades más avanzadas. A los 3-8 años principalmente se observa déficiten el coeficiente de inteligencia, y a los 14-15 se suma la lectura y el cálculo. Por otro lado el prematuro con complicaciones presenta dilatación ventricular, leucomalacia periventricular y atrofia de algunas estructuras subcorticales.En la infancia y a los 13 años se observan dificultades en el rendimiento cognitivo general y en algunas habilidades específicas como la memoria. El desarrollo cognitivo de los niños prematuros es incierto, si bien varios estudios han demostrado que existe relación entre prematuridad y trastornos cognitivos y de rendimiento académico. No existe un consenso acerca de si los déficit cognitivos en los niños prematuros empeoran se mantienen o mejoran a lo largo del tiempo. Cada vez se ha hecho más evidente el interés del estudio a largo plazo de los niños prematuros, por ser sujetos que presentan un riesgo intrínseco de deficiencias en su desarrollo neurocognitivo. Si a ello se asocia la presencia de complicaciones como la AP o la HIV/HPV, con la subsiguiente repercusión cerebral (atrofias estructurales, leucomalacia periventricular, incremento de la cantidad de LCR,.....), aumenta la posibilidad de un desarrollo cerebral subóptimo o incluso de lesiones cerebrales, que pueden manifestarse de forma tardía y ser la causa de problemas de aprendizaje y dificultades de adaptación social.Los avances en el ámbito de las neurociencias y en las técnicas de neuroimagen, han incrementado notablemente nuestra comprensión de cómo el cerebro se desarrolla y responde a las influencias del entorno, lo que a su vez ha mejorado nuestra capacidad para detectar y tratar a niños con disfunciones muy sutiles en el SNC.De acuerdo a estos antecedentes sugerimos el estudio más exhaustivo de los déficit cognitivos en sujetos con antecedentes de prematuridad, con o sin complicaciones, a través de un estudio neuropsicológico y de neuroimagen completos. Asimismo creemos conveniente relacionar ambos resultados.En este sentido se debería evaluar el rendimiento cognitivo general y diversas funciones cognitivas más concretas y se considera fundamental la estimulación temprana en niños prematuros para evitar en un futuro alteraciones neuropsicológicas y del neurodesarrollo . Así que si tenemos un menor prematuro empecemos con la atención temprana desde inicio para garantizar un buen neurodesarrollo y un desarrollo cognitivo óptimo que garantice una buena calidad de vida en esos menores. 




  • DIAGNÓSTICO PRECOZ, ¿ES NECESARIO?

    DIAGNÓSTICO PRECOZ, ¿ES NECESARIO?

    1 de Agosto de 2018 a las 16:57

    A veces nos llegan a consulta muchos niños con diagnósticos diversos y muchos papás preocupados por la etiqueta diagnóstica . ¿Es importante tener una etiqueta diagnóstica? La etiqueta diagnóstica es algo que sirve únicamente para que los profesionales nos podamos entender y agrupar un conjunto de síntomas o dificultades en un nombre  , pero lo que realmente importa es entender las dificultades de los niños . Sino comprendemos las dificultades que tiene un niño,no podremos entender su comportamiento haremos atribuciones equivocadas y no le podremos ayudar . El proceso de evaluación neuropsicológica es fundamental para no equivocarnos en el diagnóstico. Si evalúamos la parte social, emocional y cognitiva y establecemos el perfil neuropsicológico del niño podremos empezar a ayudarle . No importa la etiqueta diagnostica lo que importa es entender las dificultades del niño , identificar sus puntos fuertes de funcionamiento global para apoyarnos en ellos para mejorar los puntos débiles de funcionamiento del niño para eso realizamos la evaluación neuropsicológica. Cuando los niños son pequeños tienen un cerebro en desarrollo y por tanto puede cambiar su diagnostico y funcionamiento cerebral con más facilidad por la plasticidad . En este sentido es importante establecer un diagnostico temprano para poner en marcha recursos para ayudar a ese niño y optimizar su neurodesarrollo. Una parte fundamental en la práctica clínica diaria del Neuropsicologo Infantil es el trabajo con los padres como coterapeutas y agentes fundamentales en el neurodesarrollo de los niños , porque la exposición a un entorno enriquecido induce un incremento del número de neuronas , de células gliales , la longitud de las dendritas , la densidad de las espinas dendriticas y el tamaño de la sinapsis , lo cual se verá reflejado en un procesamiento cerebral más efectivo y adaptado al entorno  de ahí la importancia de establecer un diagnostico temprano , porque cuanto más pequeño es el niño más plástico es su cerebro y más posibilidades de cambio. 

  • TRASTORNO DEL ESPECTRO ALCOHÓLICO FETAL

    TRASTORNO DEL ESPECTRO ALCOHÓLICO FETAL

    10 de Septiembre de 2018 a las 11:00

    Con motivo de que el 9 de Septiembre, es día del TEAF aprovechamos para describir brevemente esta patología del neurodesarrollo menos frecuente y conocida. El Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal (conocido con el acrónimo: TEAF) es el término utilizado para agrupar un gran número de anomalías físicas, mentales, conductuales y cognitivas que un individuo puede presentar cuando ha sido expuesto al alcohol durante su desarrollo prenatal. 

    Su máxima expresión se conoce como Síndrome Alcohólico Fetal (SAF). Sus características se pueden dividir en: malformaciones morfológicas (especialmente defectos cráneo-faciales), retraso en el crecimiento y alteraciones del sistema nervioso central, expresadas principalmente por alteraciones cognitivas, conductuales, de socialización y de aprendizaje. 

    Actualmente están aceptadas 4 clasificaciones dentro del TEAF:

    1. SAF (con o sin una historia confirmada de exposición fetal al alcohol)

    Presencia de anomalías faciales, retraso de crecimiento y evidencia de daño cerebral en un recién nacido o un niño con o sin exposición prenatal al alcohol confirmada (por declaración de la madre o por análisis de laboratorio).

     2. SAF parcial (con o sin una historia confirmada de exposición fetal al alcohol)

    No se cumplen todos los criterios de SAF. Normalmente falta el retraso de crecimiento.

    3. Defectos congénitos relacionados con el alcohol (ARBD)

    Presencia de anomalías físicas y otras malformaciones orgánicas relacionadas con el alcohol (ejemplo: defectos cardíacos, malformaciones renales, problemas oculares, trastornos musculo-esqueléticos, etc),

    Requiere de la confirmación de exposición prenatal al alcohol (por declaración de la madre o por análisis de laboratorio).

    4. Trastorno del neurodesarrollo relacionado con el alcohol (ARND)

    Clínica neurológica y neuropsicológica sugestiva de exposición prenatal al alcohol. No hay presencia de anomalías físicas ni retraso en el crecimiento.  

    Requiere de la confirmación de exposición prenatal al alcohol (por declaración de la madre o por análisis de laboratorio).

     No existe un tratamiento curativo para el SAF, porque las alteraciones que el alcohol provoca en el desarrollo del sistema nervioso central, ya sean más o menos graves, dan lugar a lesiones permanentes.

     El hecho de que el daño cerebral, los síntomas, las discapacidades secundarias y las necesidades sean absolutamente individuales en cada caso, impide que se pueda generalizar un tratamiento estándar que sea efectivo en todos los casos.

    El tratamiento se basa en medidas específicas de cada trastorno asociado, por ejemplo, los problemas de lenguaje, de comportamiento o de hiperactividad o falta de atención, y actuaciones a nivel educativo (por ejemplo, adaptaciones curriculares o recursos de educación especial).Según el perfil neuropsicológico se rehabilitarán los dominios cognitivos afectados con un neuropsicólogo clínico infantil .

    El pronóstico de cada uno de estos niños estará condicionado por la gravedad de la afectación del neurodesarrollo, el entorno socioambiental y las intervenciones terapéuticas específicas, además de las discapacidades que presente.

  • TRASTORNO DEL DESARROLLO DEL LENGUAJE

    TRASTORNO DEL DESARROLLO DEL LENGUAJE

    2 de Octubre de 2018 a las 11:40

    Este fin de semana nos fuimos a Madrid a actualizar conocimientos del TDL a las Jornadas de ATELMA en Madrid  aprovechando que el día 30 de Septiembre fue su día .Aprovechamos  para colgar unas breves conclusiones y hablar de unos falsos mitos sobre el TDL . 
    El Trastorno del Desarrollo del Lenguaje es complejo de diagnosticar puesto que hay otros trastornos del Neurodesarrollo que cursan con dificultades de Lenguaje.  Se puede definir como limitación significativa del lenguaje que no es debida a perdida auditiva , daño cerebral,baja inteligencia, déficits motores ,factores socioambientales o alteraciones del desarrollo afectivo (Leonard, 1998).
    Aunque algunos niños presenten dificultades no se puede diagnosticar un TDL sino presentan errores morfosintácticos este puede ser un criterio útil que nos permitirá realizar un diagnostico diferencial de otros trastornos del neurodesarrollo donde puede aparecer dificultades de lenguaje. 

    En un niño con TDL es de vital importancia la detección temprana . Algunos indicadores son : inicio tardío del lenguaje(  menos de 50 palabras a los 2 años de edad ) dificultades en la repetición de pseudopalabras , dificultades en algunas formas gramaticales , dificultades en habilidades conversacionales y pragmáticas.  

    Algunas de las pruebas que nos permite ayudar a su diagnostico es el Test Comprensión de Estructuras gramaticales , CELF4 , CELF2 , PLON,ITPA  que nos dan información objetiva sobre el nivel de desarrollo del lenguaje del niños.  Parta tener una visión global del lenguaje es conveniente valorar la parte cualitativa del lenguaje y para ello  se suelen usar los registros de comunicación de esta forma podemos obtener una visión global del lenguaje y comunicación del menor para poder realizar un buen diagnostico diferencial. 

    Las familias con niños con diagnostico de TDL se encuentran algunas dificultades en el contexto escolar : retraso en el diagnostico, desconocimiento del mismo, invisibilidad del TDL más allá de la infancia porque una  vez ha alcanzado un nivel de " normalidad social del lenguaje " parece inapreciable  especialmente en etapas  superiores de educación. Esta invisibilidad hace que  haya muchas dificultades para conseguir adaptaciones  y que  estas mismas se realicen en los centros escolares.

    No debemos olvidar que el pronóstico del TDL si no hay otros trastornos asociados es de Autonomía Completa . Para alcanzar dicho objetivo, es fundamental disponer de títulos oficiales(ESO,FP...),  de ahí la importancia de las adaptaciones en el contexto escolar ,siendo  una herramienta fundamental para su consecución en el proceso de escolarización de los niños con TDL . En este proceso , los profesionales tenemos un papel fundamental para dar visibilidad a este trastorno. Hagamos el TDL visible entre todos (familias, profesionales y colegios).










  • DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO INFANTIL

    DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO INFANTIL

    29 de Octubre de 2018 a las 08:12


    Con motivo de que el día 26 de Octubre es el día del Daño cerebral adquirido, hemos escrito una pequeña guía explicando que es daño cerebral adquirido en la infancia y adolescencia .

    ¿Qué es el daño cerebral adquirido infantil?

     

    Es la consecuencia de una lesión en las estructuras cerebrales que interrumpe el desarrollo normal del cerebro infantil produciendo alteraciones de carácter físico, cognitivo, conductual, emocional y social. El DCA infantil puede estar originado por Traumatismo Craneoncefálico –TCE– (accidentes, caídas...), por tumores cerebrales, por Accidentes Cerebrovasculares –ACV– (Ictus), por encefalopatías y otras enfermedades de carácter infeccioso.

    El cerebro del niño está en pleno desarrollo, por lo que habrá habilidades y funciones que aún no hayan aparecido o que estén emergiendo y que, como consecuencia del daño en el cerebro, pueden verse alteradas y no seguir los cauces de evolución habituales. Cuando un niño ha tenido una lesión cerebral la evidencia de las consecuencias puede demorarse hasta el momento en que la capacidad afectada tendría que madurar. Aunque inicialmente muchos niños parecen no tener secuelas, pasado cierto tiempo se ponen de manifiesto una serie de dificultades que, en muchos casos, no se relacionan con el daño cerebral y generan desconcierto e incomprensión en el ámbito familiar y en la escuela. Esto hace necesaria una mayor atención a los menores con DCA y un seguimiento prolongado en el tiempo por parte de la administración sanitaria, en coordinación estrecha con padres y educadores. Lamentablemente, la regulación de esta atención no está normalizada y es una asignatura pendiente en nuestro país .El niño con Daño Cerebral Adquirido deberá ser atendido para su adecuada rehabilitación por un equipo multidisciplinar para realizar una intervención holística en la que intervienen los siguientes profesionales: el neuropediatra, el médico rehabilitador, el neuropsicólogo, psicólogo clínico ,el fisioterapeuta, el psicomotricista, el logopeda, el terapeuta ocupacional y el psiquiatra infantil.

    Dificultades comunes en niños y adolescentes con DCA

    El cerebro es el órgano rector de nuestras acciones y las consecuencias del DCA son tan múltiples y variadas como sus capacidades.

    Dificultades de carácter físico y sensorial .Afectan a la movilidad, a la actividad y a la seguridad del niño y pueden compensarse con adaptaciones y productos de apoyo.



    Dificultades de tipo cognitivo El comportamiento de un niño con DCA puede parecerse al de cualquier niño con dificultades de aprendizaje (falta de atención, problemas de comportamiento…etc.). Esto no es así. En el caso de los niños con DCA los problemas motrices, cognitivos y comportamentales suelen presentarse juntos y esta mezcla conforma una realidad diferente y específica que debe ser tratada como tal.

    Dificultades en la comunicación. Cuando la lesión se produce en el hemisferio lateral dominante (normalmente el izquierdo), es habitual que se vea afectada la comunicación y la capacidad de entender y expresarse a través del lenguaje oral (afasia) y escrito (alexia). En ocasiones también se manifiesta dificultad para nombrar objetos cotidianos (anomia) y otras veces es la propia emisión de la voz la que se ve afectada (disfonía).

    Dificultades en el juicio y toma de decisiones.Las funciones ejecutivas se ven frecuentemente alteradas tras la lesión cerebral e influyen de manera directa en la capacidad para tomar decisiones. Esto se manifestará en el niño con DCA como dificultad para iniciar cualquier actividad, dudas y respuestas poco adecuadas o ineficaces ante determinadas situaciones.

    Dificultades emocionales y conductuales .Los niños con DCA pueden mostrar comportamientos inadecuados en el colegio y fuera de él. Algunas de estas alteraciones conductuales se pondrán de manifiesto después de meses o años de producirse la lesión y tendrán que ver con la naturaleza de esta, su evolución .Las manifestaciones habituales son: baja tolerancia a la frustración, enfados desproporcionados, agresividad (peleas frecuentes con otros niños), cambios repentinos de humor, desinhibición, comentarios inadecuados, aislamiento…etc.


    Con motivo de el día del Daño Cerebral Adquirido queremos hacer visible el DCA infantil  y a continuación ofrecemos algunas pautas para la interpretación y el manejo de algunos comportamientos y actitudes derivados de las secuelas del DCA infantil

    PAUTAS SI EL NIÑO O ADOLESCENTE CON DCA PRESENTA :

    Fatiga

    *Programar las actividades de manera gradual.

    *Fijar intervalos de descanso frecuentes.

    Limitaciones en memoria

    *Hacer un Cuaderno de Recuerdos con agenda diaria, recordatorios, alarmas, etc

    *Facilitar y entrenar en el uso de productos de apoyo: Pizarras, calculadoras, tablets, teléfonos móviles, ordenador…

    *Utilizar pistas y reclamos para promover la autonomía en la realización de tareas (notas adhesivas, códigos de colores por materias, esquemas…)

    *Utilizar pruebas tipo test siempre que sea posible. Le resulta más accesible reconocer la información correcta que recordarla.

    *Relacionar la información nueva con lo aprendido inmediatamente antes

    Dificultades de atención

    *Proponer una sola tarea, evitando simultanear propuestas.

    *Suprimir elementos de distracción innecesarios (libros, lápices, papeles, mochilas…) en el espacio básico de trabajo.

    *Asegurarse que está en disposición de escuchar evitando elementos de distracción (ruidos, circulación de gente…)


    *Dosificar la información.

    *No introducir cambios repentinos en la actividad.

    *Expresar claramente el reconocimiento al progreso en el mismo momento en que este se produzca.

    Limitaciones en la comunicación

    *  Utilizar mensajes cortos y claros.

    * Animar al niño a que participe en la conversación (¿Qué te parece?)

    *No utilizar doble lenguaje o bromas.

    *  Dar tiempo para que responda y prestarle atención.

    *  Hablar despacio.

    * Acompañar instrucciones verbales con escritas.

    *  Facilitar, cuando sea necesario, el uso de productos de apoyo a la comunicación (grabadoras, comunicadores, tablets…).

    *Reducir el ruido de fondo.

    Dificultades en la toma de decisiones

    *Establecimiento acordado de un plan (rutina) que recoja las tareas diarias para dar seguridad.

    *Ayudar a identificar situaciones problemáticas en el aula y familia

    *Buscar soluciones alternativas.

    *Preparar al niño con anterioridad ante cualquier cambio de rutina en el aula o familia

    *Proporcionar esquemas (códigos) que ayuden al niño a organizarse.

    *Ante cualquier situación de duda, recordar al niño algún código preestablecido que invite a pararse y pensar

    Alteraciones de conducta

    *Fijar con claridad los límites.

    *Evitar el enfrentamiento ante un comportamiento inadecuado y desviar la atención hacia otras cosas que pueden interesarle.

    *Dar alternativas al comportamiento inapropiado.


    *Realizar    modificaciones   en    el    ambiente    para    que    no    aparezcan    los comportamientos inadecuados.

    *Premiar la conducta adecuada para que se repita.

    *Ante muestras de desihibición no evidenciar preocupación excesiva

    Dado que el Daño Cerebral Adquirido es la principal causa de discapacidad sobrevenida en la infancia y que cada año se producen 250 casos nuevos por cada

    100.000 niños queremos    reflejar la invisibilidad del DCA en la infancia con este pequeño artículo para hacerlo visible y comprensible.

     

    Lorena Rodríguez Neuropsicóloga Clínica Infantojuvenil